¿CÓMO PROTEGER LA IDENTIDAD DE TU NEGOCIO?

, , , , ,

Son muchas las horas (y el dinero, en muchas ocasiones), que invertimos en crear una identidad para nuestro negocio. Contratamos a un diseñador gráfico para que nos haga un logo, a un programador web, a un fotógrafo, imprimimos tarjetas de presentación…etc., nos pasamos horas creado acciones de marketing, subiendo contenido a nuestras redes sociales, etc.

Todo esto está muy bien, pero nos olvidamos de lo más importante. Nos olvidamos de proteger nuestra identidad. Pues bien, a continuación, vamos a ver cómo con sencillos pasos, puedes proteger la identidad de tu negocio.

1. REGISTRA TU MARCA La marca juega un papel fundamental a la hora de proteger la identidad de tu negocio (ya sean tus productos, tus servicios, tu propia página web o incluso tu blog). Es por ello, que considero importante que entiendas un poco mejor en qué consiste una marca para que puedes entender de forma sencilla la importancia de protegerla y de los beneficios que este simple acto puede aportarte.

La marca es el símbolo que permite a nuestros clientes diferenciar nuestros productos o servicios de los de nuestros competidores. Todos los días, incluso sin darte cuenta, interactúas con infinidad de marcas. Son aquel elemento que nos permite identificar y recordar todo aquello que consumimos.

ASPECTOS IMPORTANTES A LA HORA DE REGISTRAR UNA MARCA:

i. Tipos distintos de marcas. Existen muchos tipos de marcas. Es muy importante que elijas correctamente el tipo de marca que quieres registrar (figurativa, enominativa, tridimensional, holograma, sonora, etc.). Ten en cuenta, que a loa hora de registrar la marca, es como si li hicieras una “foto”. Es decir, si solicito una marca figurativa (logo), esa va a ser la marca que tengo protegida. Tal cual la he solicitado. Si posteriormente decido modificar ese logo registrado, no únicamente NO tendré protegido el nuevo logo utilizado, sino que me estoy exponiendo a que me suspendan la marca por falta de uso.

Llegados a este punto, es importante que sino lo tienes bien claro, te dejes asesora por un abogado experto en registro de marca. De este modo, te aseguraras de crear la estrategia correcta para la protección de tu marca, y evitar posibles inconvenientes suspensos), durante todo el proceso de registro.

ii. Concepto de territorialidad Las marcas se rigen por un principio llamado territorialidad, que consiste básicamente en que tu marca sólo te protegerá en el territorio en que esté registrada. Me explico un poco mejor:

Una marca puede ser nacional (registrada sólo en nuestro país de origen), comunitaria (nos otorga una protección en los 28 países de la Unión Europea) o internacional (registrada en un país distinto al nuestro de origen). Consejo: a la hora de elegir el territorio en el que quieres solicitar tu marca es muy importante que valores donde quieres vender tus productos o bien ofrecer tus servicios, y según eso elegir dónde registrar la marca.

iii. Clasificación de Niza Cuando quieras solicitar tu marca, además de especificar en qué territorios quieres obtener la protección, deberás especificar para que productos o servicios quieres esa protección. Existe lo que se conoce “Clasificación de Niza”. Se trata de un listado de 45 grupos de productos/servicios en los que deberemos encasillar el producto o servicio que vamos a ofrecer bajo nuestra marca.

Es importante tener en cuenta que si vas a registrar una marca, no sólo tiene que ser distinta de las ya registradas en su misma clase, sino que tampoco debe llevar a confusión a posibles consumidores. ¡Cuidado con elegir marcas similares o que suenen parecidas a marcas ya existentes!

El registro de una marca va a suponer un impacto económico a tu bolsillo pero es importante verlo como una inversión para proteger la identidad de tu negocio.

iv. Tasas oficiales El precio (tasas oficiales) del registro de la marca, va a variar en función del número de clases (clasificación de Niza) elegidas para proteger tu marca. Para que puedas hacerte una idea, las tasas oficiales para el registro de una marca española establecidas para el año 2020 por la OEPM son de 147,49 euros para la primera clase y de 95,55 euros más por cada clase adicional dentro de una misma solicitud (la presentación de la solicitud vía telemática tiene un descuento de un 15% adicional).

 

2. REGISTRA TU DOMINO

Siguiendo con la idea de la necesidad de proteger la identidad de nuestro proyecto, es importante, más allá del registro de la marca, el registrar nuestro dominio. Igual que sucedía con la marca, es importante que entendamos en qué consiste un dominio y el porqué de la necesidad de su registro.

El dominio es una dirección de internet, por la que el público podrá acceder a nuestro blog o web. Es fundamental que en el momento de presentar al mundo 2.0 tu proyecto, lo hagas bajo tu propio dominio.

¿Cómo registro mi dominio?

Es un proceso muy sencillo, rápido y económico. Lo más fácil es que acudas a uno de los muchos proveedores de servicios de registro de dominios web. No hay uno mejor que otro y las tarifas son muy similares. Destacar el hecho de que aunque registréis un dominio en internet no significa que hayáis adquirido esa marca.

Siempre es recomendable, si estáis pensando en registrar una marca determinada, que averigüéis si los dominios asociados a esa marca están disponibles, ya que será una parte fundamental de vuestra estrategia comercial.

Registrar el dominio a vuestro nombre (si lo gestiona otra persona específica que en el registro indique vuestros datos). Este punto es importante puesto que a la hora de renovarlo (posiblemente a los dos años) se nos va a notificar personalmente el plazo para pagar la tasa correspondiente y el plazo correspondiente para satisfacerla.

 

Si queréis saber más sobre el registro de tu marca, el 29 de octubre realizaré un seminario online en el Centre d’Empreses, aquí tenéis toda la información del evento: https://bit.ly/3jizYof

 

Núria Ramírez

Abogada especializada en Propiedad Intelectual y Protección de datos

The legal Hat

Compartir